Casa marciana

 

La NASA realizó el concurso 3D Printed Habitat Challenge con el objetivo de premiar el mejor proyecto, para el diseño de una hipotética vivienda en marte; la cual fuera fácil de construir, resistente y perdurable. MARSHA, perteneciente a la empresa Al Space Factory, fue el proyecto ganador, entre 60 participantes y recibió un premio por 500 mil euros.

 

La primera ventaja de la vivienda es que puede construirse en menos de 30 horas, sin la intervención de un equipo humano; además, está hecha con un biopolímero de basalto, por lo cual es biodegradable. La obra es una estructura vertical en forma de cúpula alargada, por lo tanto, es menos costosa y más adaptable a las condiciones de la superficie del planeta rojo. 

Consta de 4 plantas; en la primera se incluyen servicios externos y un laboratorio, la segunda alberga una cocina, la tercera cuenta con cabinas individuales para descansar y un jardín hidropónico y la cuarta una sala para la práctica de ejercicio. Estos espacios son, según sus creadores, ligeros, amplios y “humanos”, cuentan con un asilamiento con doble revestimiento para evitar la expansión o contracción del material, como consecuencia del brusco cambio de temperatura en la superficie marciana. 

 

El acceso se realiza por medio de una escalera a las distintas estancias. Por otra parte, las ventanas en cada planta permiten una vista de 360 grados y aportan luminosidad durante todo el día, con lo cual se logran condiciones de habitabilidad similares a las de la tierra.

Es importante destacar que la construcción se realiza mediante un brazo telescópico vertical conectado a una “rover” (vehículo de exploración espacial) estacionado durante todo el proceso de la impresión 3D. Además, el material se consigue fácilmente en sueño marciano, superó las pruebas de presión, resistencia e impacto impuestas por la organización del concurso, con lo cual supero fácilmente a sus competidores. 

 

Según sus creadores, el proyecto responde a una tecnología denominada ISRU (In Situ Resource Utilization, por sus siglas en inglés) capaz de sortear la denominada “ecuación del cohete”, según la cual por cada 10 kilos que tiene un cohete necesita 90 de combustible propulsor. Sin la tecnología ISRU, el coste de importar a Marte todos los materiales desde la Tierra sería imposible.

Ver más:

Interiorismo

La Apariencia de la Luz

La apariencia de la luz Rene Descartes escribía entre 1629-1633 algunos años antes de su muerte el tratado que habla extensamente sobre la dióptrica; la

Leer más »
Proyectos

RaMa Design

Leer más Utilizar ramas para hacer muebles, lámparas o esculturas pasó de ser, para María Antonieta Fernández, un deseo temporal a su propia empresa: RaMaDesign.

Leer más »
Destinos

Casa Nada Hotel

Leer más “Nada es perfecto” es una de las frases con la palabra nada que encontramos en la recepción de este hotel ubicado en la

Leer más »
ECO

Edificios de hongos

Leer más Los hongos son los recicladores primarios de la naturaleza. Producen enzimas que ayudan en la degradación de la materia orgánica, transformándola en minerales.

Leer más »
Casas

Casa Nero

Leer más La locación de Casa Nero regaló al proyecto un paisaje: El Volcán y el Nevado de Colima. Al mismo tiempo este contexto presentó

Leer más »