Casa Pedro Loza

 

Pedro Loza y Pardavé, nació en 1815, fue Arzobispo de Guadalajara y uno de los personajes de la iglesia católica más importantes para la capital jalisciense, entre otras porque inició con la publicación del Boletín Eclesiástico, Órgano Oficial de la Sagrada Mitra de Guadalajara, en el que en distintas épocas han colaborado sabios y eruditos escritores eclesiásticos, bajo el nombre de Colección de Documentos Eclesiásticos.

La casa que hoy día recibe su nombre, fue edificada en 1848, por al arzobispado de Guadalajara, en el 2004 fue restaurada y se mantiene como una joya arquitectónica de Guadalajara. En el año 2006 fue galardonada con el premio anual de la ciudad por su restauración. Vale anotar que actualmente el hotel boutique que se ubica en la propiedad, conserva muchos de los elementos del diseño arquitectónico original, emanando así, una sensación de estar en otra época. 

 

La finca, por sus sistemas constructivos, pertenece sin duda al siglo XIX pero, no hay referencias exactas; por otra parte, la propiedad se cree fue propiedad del Arzobispado, pues de 1913 a 1936 vivió en ella el Arzobispo José Francisco Orozco y Jiménez, “importante figura histórica que tuvo su participación durante la Guerra Cristera”. 

Durante lo que resta del pasado siglo, se dice que la casa estuvo en manos de la Familia Fernández Uriarte, y que ahí tuvo su sede el Colegio Patria para señoritas, entre 1944 y 1951; además, en los años sesenta el patio central se acondicionó como gimnasio y, después, se alquilaron los cuartos y funcionó como vecindad hasta hace poco más de una década.

 

El detalle de interés, es que, por esta falta de certezas en la evolución de la casa, se trata de un sitio plagado de leyendas; se cree que, por años, quienes la habitaban buscaron en ella objetos de valor o dinero oculto (al parecer, sin dar con nada). Se dice también que ahí pudo haber nacido el hijo de María Félix, y que ella se asomaba al balcón con frecuencia y acudía a misa al Santuario de Guadalupe. 

Asimismo, se cuenta que, como propiedad de gran antigüedad, se cree que quizá haya bajo la finca túneles que la conectaban con varios templos del Centro; se hablan de que durante la Cristiada fue escenario de batallas (incluso se comenta que albergó una pila bautismal que fue dinamitada) y que justo de este sitio Monseñor Orozco y Jiménez, primer Arzobispo de la ciudad, fue desterrado y tuvo que salir disfrazado “de indio” hacia la estación del tren.

Ver más:

Interiorismo

La Apariencia de la Luz

La apariencia de la luz Rene Descartes escribía entre 1629-1633 algunos años antes de su muerte el tratado que habla extensamente sobre la dióptrica; la

Leer más »
Proyectos

RaMa Design

Leer más Utilizar ramas para hacer muebles, lámparas o esculturas pasó de ser, para María Antonieta Fernández, un deseo temporal a su propia empresa: RaMaDesign.

Leer más »
Destinos

Casa Nada Hotel

Leer más “Nada es perfecto” es una de las frases con la palabra nada que encontramos en la recepción de este hotel ubicado en la

Leer más »
ECO

Edificios de hongos

Leer más Los hongos son los recicladores primarios de la naturaleza. Producen enzimas que ayudan en la degradación de la materia orgánica, transformándola en minerales.

Leer más »
Casas

Casa Nero

Leer más La locación de Casa Nero regaló al proyecto un paisaje: El Volcán y el Nevado de Colima. Al mismo tiempo este contexto presentó

Leer más »