Colección Cofrán

El arquitecto Armando Franco, es uno de los más destacados en la escena mexicana moderna, entre sus proyectos se destaca su participación en el proyecto del plan maestro de la Ciudad Universitaria. Pero realmente su mayor reconocimiento viene por el diseño de la colección Cofrán, tal vez las primeras piezas del diseño artístico industrial en México.

 

Armando Franco es urbanista, arquitecto y diseñador, realizó Cofrán en 1955 para ser producida y expuestas en los talleres de la Escuela de Diseño y Artesanías de la Ciudadela. Proyecto coordinado por el artista Guanajuatense, José Chávez Morado, quien buscaba realizar una producción semi-artesanal y semi-industrial de muebles modulares, hechos con materiales, técnicas y mano de obra locales, con formas atractivas y actuales para dichos años.

Las piezas se realizaron a partir de polines torneados y machimbrados, se construyeron bastidores que sirven para tensar los asientos y respaldos, hechos de piel y correas. En la colección hay influencias directas de los diseños de Le Corbusier y del escandinavo. COFRAN es un conjunto que, contrario a otros ejemplos contemporáneos de diseño de mobiliario, no mira hacia el mueble vernáculo mexicano, sino que a partir de la técnica de obreros y artesanos locales apunta hacia un diseño internacional moderno.

En su momento, la colección solo se produjo una vez y no tuvo éxito comercial, debido a lo efímero del proyecto de diseño artesanal de la Ciudadela y, también, por lo pequeño del mercado interno.

 

Sin embargo, Cofrán revela la mezcla entre arquitecto profesional, artesano-obrero y cooperación familias, pues las piezas que construyen los muebles de la colección fueron diseñadas por el arquitecto, quien cortó plantillas de tamaño real para que el maestro carpintero pudiese replicarlas en el torno; por su parte, las partes de piel con correas fueron diseñadas por el padre de Franco quien era diseñador de zapatos. Finalmente, las fotografías de producto fueron tomadas por el hermano del arquitecto. 

 

La serie se compone de tres asientos y una cama, hechos a partir de los mismos materiales y escala, bajo ciertas variaciones y construcción modular de piezas de madera torneadas. El asiento, elaborado en piel de vaqueta, es tensada y fijada con armazones simples que complementan perfectamente el diseño de cada mueble, mismos que acentúan su calidad escultórica al paso de los años y el desgaste de los materiales.

Ver más:

ECO

Concreto ecológico

Leer más Científicos de la Universidad de California, UCLA, están desarrollando un concreto “verde”, a partir de dióxido de carbono, proveniente de desechos de la

Leer más »