¿Cómo soñábamos el futuro?, ¿Cómo nos recordaremos?

 

A finales del siglo 20 era frecuente soñar con el futuro y entonces la gente situaba las maravillas de la ciencia hechas posibles en año 2000. Hablar por teléfonos con pequeñas pantallas de televisión, leer el pensamiento, el mundo gobernado o controlado por robots y satélites, por ejemplo. Muchas de esas fantasías se cumplieron, otras no, pero también surgieron las pesadillas que no fueron soñadas.

Hay varias reflexiones e investigaciones proféticas que se han hecho a nivel mundial a lo largo de los años, aquí quiero citar dos que recordé recientemente dentro de estos días de cuarentena y meditación: “Los Limites del Crecimiento” del Club de Roma y “el Nuevo Estado Telemático” del crítico Román Gubern.

1.- En 1972 se presentó el informe mundial “los límites del crecimiento”, realizado por la universidad de Massachusetts por encargo del Club de Roma, una agrupación de empresarios y científicos surgida en 1970. Ahí básicamente se preveía que la naturaleza, la economía y la población sufrirían una crisis si la humanidad seguía manteniendo su modelo mundial de desarrollo (hoy en día le llamamos a ese periodo el del “desarrollismo”).

 

Entre el año 2003 y 2010 habría un colapso que obligaría a la humanidad a frenar sus tendencias demográficas, de contaminación industrial y de abasto de alimentos, por lo cual se debería en los años 70 y 80 aplicar políticas de combate a la contaminación, freno a la economía de acumulación, y conciencia reproductiva en la humanidad. Políticas, que hoy vemos que no se aplicaron, o no fueron eficientes. ¿Hubo o no dicho colapso? La pregunta original de 1972 vale la pena hacérnosla nuevamente.

2.- En 1985, el crítico de cine y periodista cultural español Román Gubern, publicó un artículo en el periódico “El País”, en que vaticinaba una avalancha de transformaciones en la humanidad provocadas por la tecnología de la información que se abría paso, en esos años de la televisión de antena, sin control remoto, de teléfonos de disco para marcar y asidos por un alambre a la red, en que había una computadora en cada centro de investigación, operada por tres o cuatro especialistas, se escribía con máquinas mecánicas y se consultaba en diccionarios y bibliotecas, había que leer en libros, periódicos y revistas. Las grabadoras portátiles de casete magnético o de video beta pesaban de 10 a 20 kilos, de ese mundo tecnológico de 1985.

En 1985, Román Gubern, predijo una sociedad transformada por la tecnología de las comunicaciones así, con una serie de afirmaciones que en ese momento sonaron absurdas:

La memoria y la información estarán fuera de la mente podrán intercambiarse e inclusive adquirirse 

Los satélites marcarán las nuevas fronteras a partir de sus zonas de cobertura

La democracia se popularizará, al poder votar desde la televisión, no solo programación, también decisiones del gobierno.

 

Habrá demasiado tiempo libre y el trabajo será sin oficinas. Cada casa podrá tener una computadora (les llamaban “ordenadores”, y podrán estar interconectadas como si fueran teléfonos.

En 1970 la televisión se enlazó por cable, la perspectiva del mundo se modificó, un receptor se convierte en un posible interlocutor (aún no había PC ni Internet). El enclaustramiento provocado por la interacción con instrumentos tecnológicos fomenta el individualismo y altera el sentido de lo social. La enajenación provocada la falta de elementos conscientes o saludables emocionalmente hablando, para limitar el uso de la tecnología de la información; o aprender a relacionarse sanamente a través de la tecnología que se convierte en un peligro (hoy es una realidad). Se acelera el acceso a datos, la información adquiere un nuevo significado. Hoy podemos ver qué de esto se cumplió y qué no, de eso que era absurdo en 1985. Esas diferencias también nos explican cómo somos a partir de los sueños compartidos que tenemos.

 

3.- El año 2000 algunos gobiernos locales del país reunieron a especialistas de diversas materias, urbanismo, medio ambiente, filosofía, ciencias, administración pública, etc. Los “planes 2020”, en que se describió un futuro ideal para las ciudades, es posible que aún puedan consultarse en algunas ciudades del bajío. 

Ahora, pensemos en el presente. La epidemia y la cuarentena prolongada que vivimos, además del sufrimiento por las pérdidas de vidas, la contracción económica, la ola de ceses laborales y múltiples males, ha permitido hacer visibles algunos aspectos de nuestra vida que permanecían invisibilizados por la cotidianidad, muchas veces en formas imperceptibles de enajenación. 

Este texto es una invitación a pensar en estas dos puertas: lo que queremos llegar a ser y la medida en que han sido cumplidas las predicciones. Como si fuéramos la sociedad un árbol, que necesita nutrir sus raíces para poder extender sus ramas hacia el cielo. Ante este umbral que juntos transcurrimos este 2020, un umbral similar al del año 2000, en que tenemos la oportunidad de mirarnos objetivamente y detenernos a ver lo que hemos recorrido (o avanzado) y hacia dónde (realmente) queremos dirigirnos.

 

*Lic. José Luis Galiano, Gestor cultural, jlgaliano@hotmail.com

Ver más:

Interiorismo

La Apariencia de la Luz

La apariencia de la luz Rene Descartes escribía entre 1629-1633 algunos años antes de su muerte el tratado que habla extensamente sobre la dióptrica; la

Leer más »
Proyectos

RaMa Design

Leer más Utilizar ramas para hacer muebles, lámparas o esculturas pasó de ser, para María Antonieta Fernández, un deseo temporal a su propia empresa: RaMaDesign.

Leer más »
Destinos

Casa Nada Hotel

Leer más “Nada es perfecto” es una de las frases con la palabra nada que encontramos en la recepción de este hotel ubicado en la

Leer más »
ECO

Edificios de hongos

Leer más Los hongos son los recicladores primarios de la naturaleza. Producen enzimas que ayudan en la degradación de la materia orgánica, transformándola en minerales.

Leer más »
Casas

Casa Nero

Leer más La locación de Casa Nero regaló al proyecto un paisaje: El Volcán y el Nevado de Colima. Al mismo tiempo este contexto presentó

Leer más »