El Barroco se concentra en Puebla

 

Toyo Ito & Associados fue el encargado de realizar el proyecto del Museo del Barroco Mexicano en Puebla.  Una obra de más de 18 mil metros cuadrados, realizada en el 2016 y que busca juntar y destacar las grandes obras que se hicieron con este estilo en el país, aunque presentadas en un espacio totalmente moderno y hasta futurista, no solo bonito arquitectónicamente sino además funcional y muy agradable para los visitantes.

Federico Bautista Alonso fue el arquitecto local encargado de dar vida a esta obra que se caracteriza además por contar con grandes espacios y comodidades para acceder a ella, bien sea en autobuses públicos, privados, en coche, motocicleta o hasta bicicleta. El edificio tiene casi 20 m. de altura y esta elevado 2 m. del terreno original, cuenta con dos niveles y un mezanine. 

 

La obra es una casi mole monolítica de concreto, realizada con precolado en el exterior y colado en el interior, el acabado es aparente con una leve textura (buzardeado) y las losas están aligeradas con esferas huecas de polietileno reciclado por dentro. 

En cuanto a la distribución en la planta baja existe un vestíbulo de entrada en donde se ubica la taquilla, el guardabultos, una tienda y un punto de información, este se comunica con el vestíbulo de las exposiciones, ocho permanentes y todas alrededor de 1800 m2 de parque interior en cuyo centro se ubica una fuente cuyo motivo es el remolino. Valga recordar que en el Barroco el agua en movimiento es un tema recurrente y en este caso es una metáfora que expresa el origen del museo.  

 

Son tres las salas temporales y aunque separadas pueden fusionarse, todas con una altura libre de casi 7 m. En esta misma planta se encuentra el auditorio, con capacidad para 312 personas, y con accesos independientes para ser utilizado en horarios diferentes al resto del museo. 

En la planta alta existen salas relacionadas con la investigación, educación y difusión del Barroco, incluso el visitante puede disfrutar comida de esta época. Además, está el Salón Internacional del Barroco y las oficinas del museo. Al lado oriental del edificio se ubican las áreas de servicios, entre ellas y en el segundo piso: la bodega de colecciones, el taller de restauración, los talleres y la bodega de museografía. 

 

Es importante en todo el proyecto que la temperatura y humedad permitan la conservación de las obras, por eso las salas tienen control climático independiente, en este tema y en general para la seguridad de las piezas se ha diseñado el edificio con base en la norma internacional Facility Report. Finalmente, la mezcla entre la arquitectura y las piezas artísticas desde cuadros hasta música serán un referente nacional e internacional y un orgullo para el país.

Ver más:

Destinos

Templo luume

Leer más Arquitectos: CO-LAB Design Office Lugar: Tulúm, México Área: 250.0 m² Año: 2019 Entre las amenidades del desarrollo residencial Luum Zamá, en Tulúm México, se encuentra

Leer más »
Destinos

Juegos Olímpicos 2020

Leer más Cada 4 años se celebra la justa deportiva más grande e importante del mundo, los Juegos Olímpicos, todo lo que conlleva realizarlos toma

Leer más »
Destinos

Dos épocas se unen

Leer más Además Arquitectura fue el encargado de desarrollar este proyecto para la Hostería María Rafaela a las afueras de Buenos aires, Argentina. La obra

Leer más »
Destinos

Okana de color poké

Leer más El poké es una receta tradicional hawaiana que consta de pescado crudo mezclado con diferentes verduras y salsa de soya. Los colores de

Leer más »