Escalera helicoidal

Un antiguo ingenio azucarero construido en el siglo XV y conformado por una gran casa, una capilla y un cuartel de esclavos, es el escenario para esta escalera realizada por la arquitecta italo-brasileña Lina Bo Bardi.

 

El complejo denominado Unhão y ubicado en Salvador, la principal ciudad brasileña en el momento de su construcción, era una colonia portuguesa en Brasil y la mano de obra se componía principalmente de esclavos, quienes producían el azúcar que se exportaba desde su puerto. 

Lina Bo Bardi conoció el espacio en 1958 cuando trabajó y enseñó en la capital de Bahía. Después participó en su restauración para albergar el Museo de Arte Popular y la Universidad Popular. 

 

De todo el conjunto, el elemento que destaca por su plasticidad, funcionalidad y simbolismo, es la escalera helicoidal de madera. Este elemento representa la unión de lo tradicional y lo moderno en un elemento funcional y simbólico. Simultáneamente se refiere a lo tradicional, por el uso de la madera y el sistema de herrajes tomado de las carretas de bueyes. La escalera helicoidal es y materializa el concepto del MAP (Museo de Arte Popular) según la teoría de restauración de la arquitecta, que evitó distinguir o jerarquizar entre la ‘parte histórica y la moderna´.

La escalera en sí misma es impresionante. “Libre en el espacio”, cualidad que le otorga protagonismo, se inscribe entre cuatro pilares existentes de sección cuadrada, y se desarrolla alrededor de un pilar central redondo. En planta, se inscribe en un rectángulo de 4.15 x 4.75 metros, aproximadamente. “Cada viga perimetral inclinada soporta cuatro escalones trapezoidales cuyo espesor mide siete centímetros a través de un herraje de tipo espiga, trabado externamente con una cuña vertical. Los peldaños dividen las vigas en cuatro partes iguales. Las dos excepciones a las reglas son los peldaños apoyados en la primera y la última viga. En el primero, los cuatro pilares dividen la viga en partes crecientes a partir del primero: ochenta, noventa y cinco, cien, y ciento quince centímetros respectivamente. Además, el primer escalón de la escalera no comienza desde la esquina definida por el encuentro de las vigas, sino que avanza diez centímetros sobre la cara del pilar. En el último solo aparecen tres pilares, siendo el último un doble escalón, sumando treinta y un escalones”.

 

Ver más:

Biografías

In-Focus

Leer más Estrategias de Diseño Arquitectónico   Autor: Alejandro Guzmán Ramírez Editorial: ARKIN Año: 2021 Los nuevos procesos de diseño requieren mayor estudio, análisis y

Leer más »