La bicicleta se queda

La apertura y puesta en marcha de ciclovías dentro de la ciudad, en cualquiera de las formas que se realicen, está generando desacuerdo por parte de los dueños de automotores en prácticamente todo el estado y región. Sin embargo, debemos recordar que este tipo de transporte sólo mueve el 29% de la población en México, el restante 69% de la gente, se moviliza en transporte público, bicicleta o caminando.

 

Ejemplo de esta protesta es la recién instalada ciclovía emergente en el Bulevar Adolfo López Mateos en León, para Luis Enrique Moreno Cortés, Director de Movilidad de dicha ciudad, con el nuevo carril para ciclistas, solamente se está tomando el 25% de la vía para ellos, queda otro mismo porcentaje para el SIT y un 50% para los automóviles. Para la arquitecta, Luz Graciela Amaro Hernández, Directora del Instituto Municipal de Planeación (IMPLAN), la apertura de esta ciclovía surgió, en un principio, como un plan emergente ante la pandemia del COVID19 y por recomendación de la Organización Mundial de la Salud (OMS), para reducir el transporte de personas en autobuses y con ello tratar de mantener la sana distancia, ante la imposibilidad de detener totalmente las actividades económicas con el resguardo en casa.

Este hecho, sin embargo, no significa que la realización de dicho carril de ciclovía se haya hecho de manera improvisada o sin estudios suficientes, el municipio tuyo el apoyo de la SEDATU (Secretaria de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano) y de la Agencia de Cooperación Alemana al Desarrollo Sustentable (GIZ) para la implementación de la ciclovía emergente. Además, es un plan piloto con tres meses de prueba en el cual se han estado evaluando permanentemente las cifras y además los problemas que se han presentado para dar solución. Según ambos funcionarios citados, está ciclovía llegó para quedarse, solamente terminado el tiempo de la prueba piloto se definirá cómo funcionará, en dónde y con qué dimensiones. Valga anotar que hasta el de esta edición y faltando menos de 20 días para que finalice la etapa piloto, se están realizando 2500 viajes diarios por esta ciclovía.

 

Antes de este proyecto, el sistema de Bici Pública, también generó molestias en la sociedad, especialmente por la señalética, los topes y la infraestructura que se instaló. A la fecha dicho proyecto está detenido, también se realizó una prueba piloto y al final de la misma, cuando se abrió la convocatoria de licitación no hubo suficientes participantes y se dio por desierta, el municipio tenía el plan de volver a lanzar, pero coincidió con el inicio de la pandemia y según el director de movilidad, se espera que cuando reinicien actividades con normalidad se realice de nuevo la convocatoria invitando a empresas que ya están en el país instaladas con el programa en otras ciudades. Con estos dos proyectos se ha querido impulsar el uso de la bici para un perfil diferente de usuario y de motivos de viaje.

Un nuevo “pueblo bicicletero”

En todo caso León y prácticamente todos los municipios del estado, tienen una larga tradición en el uso de la bicicleta como medio de transporte para realizar las actividades cotidianas, especialmente ir al trabajo o a la escuela. En dicha ciudad, por ejemplo, ya hay una red de ciclovías de 210 K que comenzó desde el Plan Maestro de 1998 y ha tenido actualizaciones en 2009 y 2016. En Guanajuato capital hay un eje troncal de 10 K y otros 40 en una red. En Irapuato 20 K, 60 K en Celaya y así sucesivamente en diferentes ciudades, especialmente las ubicadas en el eje industrial, pero el objetivo es que haya en todos los municipios, por eso actualmente en el Plan de Movilidad que realiza la SICOM, contempla vías para bicis en las diferentes carreteras conectadas con redes locales en prácticamente todos los municipios, vale anotar que a la fecha hay 150 K construidos por Gobierno del Estado.

 

Para el arquitecto, Francisco Robledo Noriega, quien es planeador urbano y además usuario frecuente de la bicicleta, el objetivo a mediano plazo es aumentar las necesidades de viajes en bicicleta, que prácticamente cualquier necesidad de movilidad se pueda realizar en este vehículo; y también los perfiles de usuarios, esto incluye a las mujeres, y prácticamente a todo aquel que necesite desplazarse. A largo plazo, se pretende que la bici sea también el vehículo deseado por los turistas y visitantes.

Sin embargo, estos cambios no se realizan en el corto plazo, a manera de ejemplo hablamos con David Unimann, Gerente de la Bicicleta de la Alcaldía de Bogotá, Colombia, quien comentó que el tema de la bicicleta comenzó en dicha ciudad a finales de los años 90, en una ciudad con cero usos de la misma, y hoy en día hay 1.2 millones de viajes al día, según este funcionario, “Enrique Peñalosa, llegó en 1988 a su primera administración con una visión muy interesante, sustentada en la igualdad, la democracia del espacio público, bajo está idea se construyen los primeros 300 K de ciclovías, algo que nadie esperaba y que tuvo mucha oposición, hoy en día la ciudad tiene casi 600 K de rutas para ciclistas, perfectamente conectadas y habilitadas, es el lugar en Latinoamérica con más ciclovías”.

 

Para realizar este cambio de mentalidad se ha requerido de mucho trabajo, pero básicamente lo que convence a una persona de bajarse del carro o del autobús y subirse a una bicicleta es porque representa menos tiempo y es más barato. Pero también se requieren otros alicientes, el primero es que la infraestructura sea de calidad y segura, según la directora del IMPLAN en León, a nivel nacional las condiciones están establecidas en el Manual de Calles: diseño vial para ciudades mexicanas, sin embargo, para la funcionaria, cada ciudad debe buscar aprovechar de la mejor manera el espacio y las posibilidades para hacerlo, por ejemplo en este manual se aclara que las ciclovías se deben realizar en el carril de la derecha, pero en León ha sido muy eficiente realizar varias en el camellón.

En todos los casos, debe tener una buena pavimentación, señalética, que incluya semáforos en cruces complicados e iluminación, está ultima tiene que ver también con el tema de seguridad pública, en este sentido la infraestructura también debe evitar los puntos ciegos o mantener limpio el camino, pero como afirma Robledo, el robo a los ciclistas, es un tema social, que se soluciona desde otras aristas, no necesariamente con la infraestructura y vigilancia. Unimann señala que en Bogotá por ejemplo se hizo un padrón de bicicletas y ciclistas, se aumentó la vigilancia, pero “también pasa que a veces la percepción de inseguridad es más alta que la misma realidad, “en Bogotá, se realizó una encuesta pequeña sobre si alguna vez los había robado y esta cifra fue del 12% de los encuestados en tanto que la gente en un 70% percibe que es inseguro”. También es importante para incrementar el número de usuarios en los perfiles que desean ofrecer por ejemplo sombra, y la mejor forma de hacerlo es con árboles, Unimann indica que por ejemplo en Cali, Colombia, hay ciclovías llenas de árboles y con eso se baja hasta en 4 grados la temperatura. 

 

Por otra parte, también está muy identificado que definitivamente hay sectores de la sociedad que no utilizarán la bicicleta como medio de transporte, si acaso como recreativo. Para todos los entrevistados se trata de un tema generacional, las personas jóvenes encuentran más atractivo el uso de la bicicleta, por las ventajas en cuento a tiempo y costo, pero también como una conciencia urbana y ecológica, para el arquitecto Francisco Robledo, el andar en bicicleta te permite tener contacto con la gente, hablar con otros usuarios y conocer sus opiniones, “la bicicleta es más personal que el automóvil, además en caso de un accidente es mucho menos peligroso o costoso que entre coches”.

 

 

Por eso también la intención de cautivar como público a los niños, desde chicos, Robledo considera que los padres deberían permitir ir a sus hijos a la escuela en bici, no sólo por necesidad sino por comodidad, porque además casi todos van a una escuela cerca de sus casas, y ciclovías como la de López Mateos les permiten tener mucha seguridad para llegar a sus escuelas. En Bogotá por ejemplo se realiza el denominado Plan al Colegio en Bici, en el cual diario se organizan rutas de niños acompañadas por maestros quienes pasan a las casas de los infantesz para ir a la escuela. Finalmente, en este aspecto, la idea es transformar el concepto despectivo de ser un “pueblo bicicletero” a sentirnos orgullosos de utilizar mayoritariamente la bicicleta como vehículo de transporte responsable con el medio ambiente cada día, tal como afirma la Directora del IMPLAN León. 

Nueva cultura vial

Independientemente de lo que sucede hoy en día con las ciclovías, si está claro que, a nivel mundial, en Latinoamérica y en México las bicicletas representan un importante modo de transporte. En Bogotá, por ejemplo, los usuarios cuentan con paraderos en el SIT y el metro, que está en construcción, tendrá cupo para 10 mil bicicletas.  Y ese es el objetivo en el Bajío, no se trata solamente de recorrer espacios cortos, sino que la bici sea parte de la forma de transportarse en el sistema completo. Esto incluye la oruga, los autobuses intermunicipales y esperemos en un corto plazo el tren ligero. Además, que sea utilizado por hombres y mujeres en forma pareja, que sirva para ir al trabajo, la escuela, el aeropuerto, al dentista o médico, súper, para pasear etc., en general para todo tipo de actividades. La bicicleta señala David Unimanan es sostenible y multimodal.

 

El Gerente de la Bicicleta de Bogotá, señala que finalmente el sistema de transporte en dicha ciudad no es perfecto, como tampoco lo es en ninguna ciudad del Bajío o de México, “pero es el precio a pagar por vivir en una ciudad, que es diferente a vivir en el campo, en la ciudad buscas proximidad, quieres estar cerca de la gente, por eso la idea es que si hay congestión o dificultades, por lo menos que no contamine, ni que sea infinitamente demorado, sino que lo lleve a uno rápido, a donde uno quiere y que no dañe el aire”. 

 

Finalmente, y así lo señalaron todos los entrevistados de una u otra forma, es necesario tener una mejor cultura ciudadana y vial, cada uno de nosotros debe ser responsable y respetuoso en el medio de transporte o movilidad que utilice, primero como peatón, luego en la bicicleta, en el coche, autobús o camión, la ciudad no nos pertenece y urge que seamos más inteligentes al movernos en ella.

 

*MCO. Mónica Lucía Pulido Celis, Directora de Contenidos Revista ARKIN, monicalucia.arkin@gmail.com

Ver más:

Ingeniería

Obligaciones de peritos

Leer más En la edición pasada comenté sobre la clasificación de peritos en el Estado de Guanajuato, así como una pequeña introducción de sus obligaciones,

Leer más »
Casas

Casonas calle Hidalgo

Leer más Actualmente se están restaurando dos casas en la calle Hidalgo en León. Guanajuato, predios construidos en el siglo XIX y que compartían un

Leer más »
Arq. Internacional

Agenda Octubre

Leer más Agenda Octubre  Concurso Bienal BAQ2020: Convocatoria de proyectos y publicaciones Plazo de inscripción: 01 de octubre 2020 Plazo de envío: 01 de octubre

Leer más »