La “inconclusa” de Zamora

 

La Diócesis de Zamora Michoacán nació en 1862 y con ello, surgió la necesidad de un recinto catedralicio para la nueva comunidad que llegaba hasta la región de Lázaro Cárdenas en lo que fue la Hacienda de la Orilla.  

El proyecto de estilo neogótico, es atribuido al Arquitecto Omar Alejandro Bautista originario de Tingüindin, Michoacán. Se comenzó a construir en 1898 sobre una superficie de 5,414.58M2 sus medidas serían de 95 de largo por 57 de ancho con torres muy elevadas en la fachada y en el crucero una cúpula, elemento desconocido en el estilo neogótico. La enorme Catedral contendría cinco naves, de las cuales cuatro se techaron a finales de 1914.  

 

Durante la Guerra Cristera se dañó seriamente su estructura y los nichos de los pilares y muros.  Junto al ábside el ejército utilizó un muro para fusilar a cientos de personas; existe el muro intacto salvo por las marcas dejadas por las balas. Durante más de setenta años la catedral tuvo usos muy diversos hasta que después de muchos intentos por recuperar “la inconclusa”, como le llamaban los zamoranos en 1988, monseñor José E. Robles Jiménez logró rescatarla. En el interior quedaba por terminarse la nave central y transepto, que sería lo más alto y ancho, se volvió a rediseñar la fachada y una aguja en lugar de una cúpula proyectada originalmente en el crucero. 

La fachada consta de tres portadas flanqueadas por pilastras y entre ellas arcos ojivales de gran altura. Tiene seis grandes ventanales para vitrales y un rosetón central de 6.5 m de diámetro; las torres se componen de cinco elementos, una galería al inicio de la base, que son sus cimientos, la segunda parte es el campanario, el tercero es una segunda galería, el cuarto es un cono de acero el cual está recubierto con una aleación de cobre y estaño, la cual da un brillo elegante por las mañanas y opaco en la tarde, como si fuera piedra; mide 25 M de altura y el quinto elemento de la torre en el Chapitel con la cruz como remate. Llegando a la altura de 107.5 M.

 

     Su interior es de grandes dimensiones, la altura en la nave central es de 34 M y las laterales de 20, el piso es de granito en tono esmeralda traído de la india, las bóvedas en la nave central están compuestas por 12 nervaduras de cantera. La bóveda del crucero tiene 4M más alta que sus 3 colindantes. También cuenta con ocho capillas cuatro de cada lado de las naves laterales; dos para criptas, una para el sagrario con un baldaquín en forma de aguja gótica de bronce y en su interior la caja del mismo de 5M de altura, detrás se encuentra un retablo de ocho ángeles de bronce, la capilla de bautizo y una la de la divina misericordia.

Arq. Guillermo Chávez Ochoa. Constructor, escultor y diseñador de Cruz de Cantera y el Carmen en León Gto.

La segunda etapa contempla la restauración de sanitarios y estacionamiento y la tercera etapa finalizará el proyecto con palcos, cabinas para radio y televisión, dos restaurantes y elevador. 

En esta temporada 2018-2019, los fanáticos de los Venados tendrán una experiencia de clase mundial, incluyendo una vista panorámica que solo se tendrá en este nuevo estadio, el cuál estará listo también para recibir juegos de grandes ligas como la del Caribe en el 2021. 

Ver más:

Interiorismo

La Apariencia de la Luz

La apariencia de la luz Rene Descartes escribía entre 1629-1633 algunos años antes de su muerte el tratado que habla extensamente sobre la dióptrica; la

Leer más »
Proyectos

RaMa Design

Leer más Utilizar ramas para hacer muebles, lámparas o esculturas pasó de ser, para María Antonieta Fernández, un deseo temporal a su propia empresa: RaMaDesign.

Leer más »
Destinos

Casa Nada Hotel

Leer más “Nada es perfecto” es una de las frases con la palabra nada que encontramos en la recepción de este hotel ubicado en la

Leer más »
ECO

Edificios de hongos

Leer más Los hongos son los recicladores primarios de la naturaleza. Producen enzimas que ayudan en la degradación de la materia orgánica, transformándola en minerales.

Leer más »
Casas

Casa Nero

Leer más La locación de Casa Nero regaló al proyecto un paisaje: El Volcán y el Nevado de Colima. Al mismo tiempo este contexto presentó

Leer más »