Una mansión de la Belle Epoque

Villa Les Cèdres es considerada la mansión más costosa del Mediterráneo, fue construida en 1830, cuenta con mil 670 metros cuadrados y 14 habitaciones, en 14 hectáreas de terreno.

 

En un principio fue adquirida por el alcalde de Villefranche-sur-Mer, sus descendientes la vendieron en 1904 al rey belga Leopoldo II. En 1924, fue adquirida por la familia Marnier-Lapostolle, productores del licor Grand Marnier; hasta el 2006 cuando la compró la Société des Produits Marnier Lapostolle, la empresa matriz de dicha marca al ver que la casa costaba el equivalente al 20% de la producción en un año. Actualmente, la mansión está en venta con un costo de 350 millones de euros.

Independientemente del valor, hablamos de una obra de arte arquitectónica. Su fachada de color salmón claro con una clara influencia del estilo del Reino de Cerdeña, que gobernó Saint-Cap-Ferrat hasta 1860, cuenta con una azotea desde la cual se puede admirar Villefranche, el puente del viaducto cerca de la ciudad medieval de Eze Village, y muy al este, los Alpes que separan Francia de Italia. 

 

Una vez atraviesa las puertas de la propiedad, se desplaza por un largo y sinuoso camino vigilado por palmeras y cedros, que le dan el nombre a la mansión. Mas adentro lo recibe una estatua de bronce de Atenea, cubierta con una túnica de mármol. Una vez adentro, se percibe una atmósfera típica del apogeo de la Belle Epoque: grandes salones, lámparas de araña, puertas francesas y retratos del siglo XIX desde el suelo hasta el techo y con marcos ornamentales. La biblioteca alberga más de tres mil libros sobre flora y naturalismo, entre los que se encuentra una edición de 1640 de un códice botánico con un valor de varios cientos de miles de euros. 

Un punto importante es la sala de estar en la planta baja, la cual recuerda al rey Leopoldo II con un monograma, realizado en colores azules y dorados. También hay retratos de la que fuera su amante, Blanche Delacroix, una bailarina de cabaret que terminó siendo noble. En el lugar, se destacan también inmensas chimeneas de madera y mármol, así como otra de piedra de casi 3,5 metros de altura. Más allá de las puertas hay un comedor igualmente grande.

La residencia se destaca por su jardín con 14 mil especies de plantas. Un tercio de éstas se ubican en áreas abiertas y los dos restantes en los 25 invernaderos. Están considerados entre los 10 mejores jardines botánicos del mundo, pero a diferencia de otros, estos son privados. También, hay un estanque artificial con lirios amazónicos de gran tamaño

Ver más:

Interiorismo

La Apariencia de la Luz

La apariencia de la luz Rene Descartes escribía entre 1629-1633 algunos años antes de su muerte el tratado que habla extensamente sobre la dióptrica; la

Leer más »
Proyectos

RaMa Design

Leer más Utilizar ramas para hacer muebles, lámparas o esculturas pasó de ser, para María Antonieta Fernández, un deseo temporal a su propia empresa: RaMaDesign.

Leer más »
Destinos

Casa Nada Hotel

Leer más “Nada es perfecto” es una de las frases con la palabra nada que encontramos en la recepción de este hotel ubicado en la

Leer más »
ECO

Edificios de hongos

Leer más Los hongos son los recicladores primarios de la naturaleza. Producen enzimas que ayudan en la degradación de la materia orgánica, transformándola en minerales.

Leer más »
Casas

Casa Nero

Leer más La locación de Casa Nero regaló al proyecto un paisaje: El Volcán y el Nevado de Colima. Al mismo tiempo este contexto presentó

Leer más »