Valle de volcanes

Guanajuato nos ofrece, sin duda lugares imperdibles de conocer, uno de ellos es Valle de Santiago.

Guanajuato nos ofrece, sin duda lugares imperdibles de conocer, uno de ellos es Valle de Santiago, fundado en 1607, era conocido con el nombre de Camémbaro, que en purépecha significa valle de altimistas.
La ciudad está enmarcada por siete volcanes extintos en un área de 90 km2, conocidos como Las 7 Luminarias, cuya posición imita la formación de las estrellas de la Osa Mayor. Pero además del imponente paisaje o el cultivo de vegetales gigantes, Valle de Santiago cuenta con atractivos turísticos coloniales como la Parroquia de la Ciudad: templo a Santiago Apóstol construido en varios tipos de barroco en el siglo XVIII; el templo del Hospital, edificado en el siglo XVII; El templo de San José y el portal Morelos y la casa donde pernoctó Don Miguel Hidalgo el 1 de octubre de 1810.

Además, puedes conocer el frondoso Parque de la Alameda, la Unidad Deportiva cerca del cráter de la Alberca, que cuenta con canchas de fútbol, tenis y basquetbol; y el Museo de Valle de Santiago. Las 7 Luminarias son hoy en día Área Natural Protegida y está conformada por:
La Alberca: un camino pavimentado te lleva hasta el borde del cráter de 750 m de diámetro, donde se encuentra un lago de agua salitrosa y fría. Aquí se puede practicar buceo, nado y remo, entre otros deportes acuáticos, así como organizar días de campo en la terraza construida en su orilla. Aunque queda dentro de la zona urbana de la ciudad, en sus paredes aún se conservan algunas pinturas rupestres.
Hoya del Rincón de Parangueo: Antiguo volcán cuyo cráter está ocupado por un pequeño lago salino. Se entra por un túnel de 400 m de largo, el cual fue perforado para aprovechar las, en otra época aguas dulces del cráter. Cerca del túnel también encontrarás pinturas rupestres.
Hoya de Flores: a tres kilómetros de la ciudad, por la salida a Yuriria, encontrarás seis manantiales que brotan de los acantilados y forman esta interesante atracción turística.

Hoya de Cítora: a 5 km al suroeste de la ciudad, este cráter que guarda un lago de agua salada con propiedades curativas. También cuenta con algunas pinturas rupestres. En la ribera norte hay una aldea otomí.
Hoya de San Nicolás: a 4.5 km de la ciudad. Las aguas de este cráter cambian de color conforme las estaciones del año.
Hoya de Solís: Su interior se aprovecha con fines agrícolas, ya que no contiene agua a diferencia de los otros volcanes.
Hoya de Álvarez: Es un cuenco volcánico de 1.2 km de diámetro que ha sido aprovechado para labores agrícolas desde tiempos prehispánicos. Por las noches de verano, desde su interior se aprecia el cielo en todo su esplendor por tener muy altos bordes.

Este y otros artículos de interés puedes encontrarlos también en nuestra revista impresa Arkin. 

Ubicación del proyecto

Más sobre viajes:

Ver más:

Interiorismo

La Apariencia de la Luz

La apariencia de la luz Rene Descartes escribía entre 1629-1633 algunos años antes de su muerte el tratado que habla extensamente sobre la dióptrica; la

Leer más »
Proyectos

RaMa Design

Leer más Utilizar ramas para hacer muebles, lámparas o esculturas pasó de ser, para María Antonieta Fernández, un deseo temporal a su propia empresa: RaMaDesign.

Leer más »
Destinos

Casa Nada Hotel

Leer más “Nada es perfecto” es una de las frases con la palabra nada que encontramos en la recepción de este hotel ubicado en la

Leer más »
ECO

Edificios de hongos

Leer más Los hongos son los recicladores primarios de la naturaleza. Producen enzimas que ayudan en la degradación de la materia orgánica, transformándola en minerales.

Leer más »
Casas

Casa Nero

Leer más La locación de Casa Nero regaló al proyecto un paisaje: El Volcán y el Nevado de Colima. Al mismo tiempo este contexto presentó

Leer más »